paula_echevarria

Su máscara de pestañas favorita, las claves para mantenerse en forma... Paula Echevarría nos cuenta sus secretos de belleza

Fotos, entrevistas, retoques de maquillaje y de melena. De esa melena de la que lleva ya más de 10 años presumiendo, como imagen de la firma Pantene. Pero pese al ritmo frenético, Paula Echevarría no pierde la sonrisa. Sí, asumimos que es 'parte del guion', que forma parte de su papel como embajadora de la firma capilar. Pero no es solo guion. La actriz asturiana es así, espontánea, alegre, cercana... "Yo creo que sonreír no cuesta ni dinero ni trabajo", nos dice en un momento de la entrevista, en la que hablamos -mucho- de cómo se cuida, de sus imprescindibles de belleza. Pero también de moda, de su próximo cumpleaños, pues este año entra en la 'revolución 4.0', o de su papel como madre.

Paula, de nuevo aquí, con Pantene, una colaboración que viene ya de lejos, más de 10 años como imagen de la firma, ya serás toda una experta en cuidar tu melena...
La verdad es que sí, cumplimos 11 años en julio. Y claro, después de tanto tiempo, me ha ayudado a ser una experta en cuidar mi melena. Me conozco y he probado todos los productos. Ahora estoy volcada con el acondicionador; a mí me han dicho: "Pruébalo durante un mes y verás cómo te mejora el pelo considerablemente y evitarás tener que cortártelo''. Yo soy muy obediente y ya voy por la mitad del reto. Y de momento, lo veo muy bien.

¿Solías usar ya acondicionador?
Yo siempre he usado acondicionador. ¡No cuesta nada! La gente es muy perezosa normalmente. Tardo 15 segundos en darme el acondicionador, otros 15 en desenredarlo y luego aclararlo normal. No se tarda nada. No hay que ser perezoso, hay que ser constante, que al final la constancia es de donde salen los buenos resultados.

Tu compromiso con Pantene te obliga a mantener tu melena larga.
Para mí no es un problema, ¡al contrario! (ríe) Cuando llega un papel de repente, por ejemplo en Velvet, y me dicen: "Paula, en los años 50 se llevaba el pelo más corto, nadie llevaba melena", planteo "lo siento, Pantene no me deja". Y entonces recurrimos a la peluca.

VER GALERÍA

¿Pero te verías con otro color o con el pelo mucho más corto, por ejemplo, en tu vida real?
No sé si me atrevería. Nunca me han gustado estos cambios grandes de look. Yo conozco gente que sin que nadie se lo proponga, van a la peluquería un día y de repente aparecen de rubio platino o morena, con el pelo corto… Yo nunca he sido de hacer cambios en el pelo. Llevo con la melena larga toda la vida, desde que era una niña, y con el mismo color. Yo ahora me retoco la raíz porque ya voy teniendo una edad y empiezan a aparecer las primeras canas, pero nunca me lo he teñido.

Hablas de que vas teniendo una edad, este año precisamente cumples 40, generación del 77...
¡Estamos maravillosas! Cambio de década este año, y con mucha ilusión. No me da nada de vértigo. Yo creo que el cambio llega más en el '5.0'. Los 40 de ahora son los 30 de antes, lo tengo clarísimo, porque los 30 míos han sido como los 20 de antes.

¿Tienes pensado hacer algo especial?
Supongo que sí, pero no lo he pensado aún. La verdad es que el año pasado hice un súper fiestón para despedirme de los 30, me parecía justo despedirme de ellos por todo lo alto. Lo hice en mi pueblo, en Asturias, con mis amigos de toda la vida y mi familia, cerré un restaurante y fue una fiesta preciosa, muy emotiva. Mis amigas me trajeron una caja de recuerdo con fotos nuestras de toda la vida, celebrando los cumpleaños de los 5 años, el día de nuestra comunión, el día que empezamos el instituto juntas, el día que me vine a Madrid con la cena que hice para despedirme de ellas… Difícil de superar, fue una fiesta muy bonita.

Hablábamos de los 50… ¿cómo te ves dentro de 10 años?
Uf… ¡no corras tanto! que bastante rápido va ya todo como para ponerme a pensar en dentro de una década. Yo con 50, y mi hija 18, ¡me muero! Me veo corriendo detrás de ella por todas partes para traerla para casa, así me veo. Soy una madre muy protectora, porque no sé ser de otra manera, mi madre lo era también conmigo. En mi aprendizaje como madre, ella es mi ejemplo. Mi madre siempre estuvo muy pendiente de mí, nunca me dio libertad absoluta y se lo agradezco muchísimo. Con Daniella aún es pronto, pero yo creo que seré igual, no creo que sepa mirar para otro lado y dejarla.

Como madre que eres, vivimos todo el fenómeno de las etiquetas en lo que se refiere a la maternidad, 'madres helicóptero', 'malasmadres', 'hipermadres'... ¿cuál es tu opinión? ¿Crees en estas etiquetas?
No lo había oído, ¡pero me interesa muchísimo! Por lo que me cuentas, mi madre era 'helicóptero' total. Ella me decía, a las 10 en casa y si a y 10 no estaba, salía a buscarme, era así. Y yo no sé si seré tanto… ¿cuál sería el siguiente escalón? (risas).

Pero, claro está, yo tengo mi parcela para mí, es compaginable. Mi hija va al cole 8 horas al día, yo la llevo y la recojo, y mientras ella está en el cole, puedo dedicarme a mi trabajo, a hacer mis reuniones, a quedar con mis amigas a comer, a irme con David a hacer lo que nos dé la gana, a entrenar… y luego, a las 16.30, estoy en la puerta a recogerla y ya soy la madre helicóptero, creo que no es incompatible una cosa con la otra.

Volviendo al tema de la moda, ¿qué prefieres, moda española o firmas internacionales?
Casi siempre moda española. Alguna vez he llevado diseñadores internacionales, pero en un 80-85% suelo tirar de moda española, pero por una cuestión muy sencilla, me gusta lo que se hace en este país. Creo que se hacen cosas maravillosas y es mucho más fácil tener un trato directo con el diseñador. Tengo unas marcas que me gustan mucho y que me conocen, pero me encanta descubrir cosas nuevas. Hace poco llevé a unos premios un vestido de una diseñadora que descubrí hace poquísimo y me ha encantado, Isabel Sanchís. Estoy deseando conocer marcas nuevas, que me gusten y poder variar.

¿Y en el mundo de la belleza también eres así, te gusta descubrir novedades?
Sí… ¡todas! Puedes preguntar a Miguel Ángel Álvarez, uno de mis maquilladores de confianza, que cuando viene a mi casa, me dice, ‘si es que no sé para qué traigo maleta, si tienes más productos que yo’. Me encanta probar cremas para las caderas, para los muslos, para el pecho… para todo, champús…

¿Cuál ha sido tu último fichaje beauty?
Estoy usando un cofre que compré en Tacha que lleva tónico, hidratante y ampollas para 30 días. Es un tratamiento para un mes, todos los días te lo pones y me gusta mucho.

Confías mucho en las recomendaciones de Tacha, ¿verdad?
Muchísimo. Ella entiende mucho y todo su equipo, que es maravilloso. Yo me pongo en sus manos y cuando ellas me recomiendan algo, sé que es para bien, saben que no me gusta inyectarme, ni los rellenos, ni los pinchazos… Por ahí no paso. Dudo, te lo digo de verdad, que pase por ahí, antes me hago un lifting dentro de 10, 15 o 20 años, cuando lo necesite, que empezar a usar rellenos. No me gustan las caras rellenas. Ellas, como saben que eso no me gusta, intentan hacerme protocolos con Indiba, radiofrecuencia… Tratamientos externos que ayudan a mantener el colágeno de la piel, que buscan hidratación y luminosidad en la piel. Hay que fiarse de la gente que sabe. Es mi centro de referencia.

Si sólo pudieras elegir un producto de belleza, ¿con cuál te quedarías, ese sin el que no podrías vivir?
No, por favor… solo uno no. Yo con unas ampollas para el pelo no puedo hidratar el cuerpo… Necesito uno para el cuerpo, uno para la cara y uno para el pelo, obligatoriamente.

¿Y de maquillaje?
Soy muy fan de la máscara de pestañas, puedo ir sin maquillar, pero siempre me echo un poco de máscara. Mi favorita es Grandiose de Lancôme, pues con ella es hacer un simple gesto y tienes un pestañón descomunal.

Hay famosas que confiesan que su secreto es dormir 8 horas, beber mucha agua, o usan una determinada mascarilla... ¿cuál es tu truco de belleza infalible para estar siempre radiante?
Nunca duermo 8 horas. Yo al final me levanto todos los días a las 7 de la mañana para poner la casa en danza, y me dan todos los días más de las 12 para acostarme, y ahí ya las 8 horas las he fastidiado…Duermo más que cuando estoy grabando, pero no 8 horas. Te agradezco el cumplido, pero vamos a dejarlo en genética. Y el secreto al final es que me cuido, siempre lo reconozco, voy a Tacha a hacerme tratamientos faciales una vez cada dos o tres meses, intento hacer algo que te dé un poquito de luz a la piel. Ahora no tanto, pues tengo mejor cara, pero cuando estoy grabando y me pego esos madrugones y con maquillajes intensos todos los días… Hay veces que en un día me pongo dos o tres maquillajes en un día: tengo primero rodaje, luego una sesión de fotos por la tarde y una gala por la noche, ¿sabes lo irritada que queda la piel después de esto, de pon y quita, pon y quita? En esos momentos, tu piel necesita un extra, y si no, yo, además me cuido mucho en casa, tengo cremas para todo y las uso a diario. Soy muy metódica.

¿Cuidas también tu figura?
Si, también me cuido. Yo no tengo 'operación bikini', me cuido durante todo el año, intento entrenar todo el año. En verano le meto un poco más de extra y en vez de dos días a la semana entreno 3 o 4, pero durante todo el año siempre tengo a mi entrenador y entreno con él un día a la semana y otro día, mínimo, entreno yo sola.

Tu perfume favorito huele a...
¡El mío! Y además el verde, Paula L'Eau. Me gusta más porque es más fresco, yo soy muy de cítricos y este es muy fresquito.

Haciendo una pequeña encuesta, nada científica, sobre ti, la gente ha coincidido en que Paula Echevarría transmite 'buen rollo', ¿cuál es tu secreto para conseguirlo?
Me alegro, me gusta muchísimo esa definición. Si la gente tiene esa visión de mí, me encanta, porque intento que sea así, bueno, corrijo, no es que lo intente, es que soy así, y siempre intento ver el lado positivo, no hundirme en la miseria por nada, siempre sacar la parte buena a todo. Yo creo que sonreír no cuesta ni dinero ni trabajo. Miguel Ángel Silvestre siempre decía: "Es que Paula siempre llega sonriendo a las 7 de la mañana". Ni mis compañeros ni nadie tienen que saber si yo he tenido un buen o mal día…

¿Quién es tu icono de estilo?
No tengo un icono, pero sí que admiro a gente por su estilo, Naty Abascal, Eugenia Silva… y luego a nivel internacional me encantan Diane Kruger, Olivia Palermo…

El otro día estabas radiante en los Goya, ¿te ves algún día subiendo tú a recoger la preciada estatuilla?
Con el corazón en la mano, no es algo que me traiga por la calle de la amargura ni que me quite el sueño. Lo que quiero es seguir trabajando toda mi vida en esto. Y si algún año consideran que lo merezco, genial. Si no, me conformaré con seguir toda mi vida viviendo de esto.

BREVE CUESTIONARIO BEAUTY

-Color de labios favorito: Rosa

-¿Eyeliner o labios rojos? Las dos, además es como más bonito queda el labio rojo, con un liner finito

-¿Pelo largo, mini o midi? Largo

-¿Rubia o morena? Natural, ni rubia ni morena, como sea el pelo de cada una

-¿Melena suelta o recogida? Suelta normalmente

-Uñas nude o con color. Nude, casi siempre.

Su 'outfit'

VER GALERÍA

Para acudir a la presentación de Pantene, la actriz apostó por la moda española, y eligió un vestido de organza de rayas con cuello caja y volantes en bajo de manga y vestido, de la colección Resort 17 “Madrid” de 2ND LAB by The 2nd Skin Co. Lo combinó con unos stilettos de ante nude de Úrsula Mascaró.

Más sobre: